¿Por qué me persigues?, ¿pIncendio+Iglesiaorque no pienso como tú?, ¿porque creo en algo distinto?. A mi, que no me canso de pensar que soy igual que tú. Me persigues a mi, que intento hacer de este mundo, un mundo mejor. Me persigues por que creo en algo que tú no. Te burlas de mis principios, consideras obsoletos mis valores, me llamas anticuado, ¿por qué?. No quiero que pienses como yo. No quiero conquistar tu mente. Quiero que seas feliz. ¿No te cansas de tirarme mierda en un mundo donde igual te la tirarán a ti?. ¿Me persigues por creer en un Dios padre que me enseña a amarte aunque yo crea que eres ‘distinto’ que yo?. No lo eres. ¿Por qué no persigues a los que creen en un ‘Dios aire’? ¿Por qué dejas en paz a los que creen en la reencarnación? ¿Por qué no persigues a los que aman el ‘espíritu de los árboles’ y los que creen en ‘el secreto’ del universo?. ¿Me persigues por que no puedo ‘demostrarte’ que mi Dios existe? ¿Porque no persigues a un ateo que no puede demostrarte que no existe?, ¿porque no persigues a los que se han encargado de prostituir el concepto del amor?.

¿Me persigues por que piensas que mi religión humilla a las mujeres?, ¿una religión basada en un Dios que enalteció la dignidad de una nazarena y la hizo madre de su hijo?. Yo no obligo a que las mujeres se tapen la cara, yo intento que no sean vistas como objetos sexuales. ¿Por qué entonces, me persigues? ¿Me persigues por que yo no estudio para hacer dinero? Mi proyecto de vida no tiene nada que ver con el éxito empresarial. No voy a ser exitoso para joderte. Tal vez ni siquiera voy a ganar dinero, pero de igual forma, me persigues.

¿Me persigues porque defiendo la vida? Amo tanto a mis hermanos que quiero que vivan. Amo al hijo que quieres abortar, igual que amo tu felicidad. No tengo el aval de la ONU. No tengo una agenda que ya no quiere que nazcan 50 millones de humanos al año. ¿Me persigues porque profeso una religión donde incluso el asesino más cruel de la historia puede recibir el perdón?. Nunca te voy a cobrar la castidad, ¿entonces por qué no persigues a los que te cobran por un condón?. No te voy a cobrar jamás tu salud, ¿por qué no persigues a los que cobran por darte droga?. ¿Por qué me juzgas si doy limosna?, lo que te cuesta la comida en el restaurante hoy, es más de lo que seguramente yo doy en un año en mi liturgia. ¿Estoy más manipulado que tú? Si ‘pierdo mi tiempo’ una hora, los domingos, ¿las horas que gastamos tú y yo en facebook a la semana nos van a hacer mejor personas?. ¿Me persigues por qué ‘idolatro’ santos? Mis santos no cobran un boleto que se acaba en 1 hora, y no cobran por llenar un estadio de 100’000 personas. A mis santos no les corean sus nombres en un partido de fútbol, ni les pagan una millonada a la semana. Mi Dios fue un carpintero pobre, no un tipo con capa dorada que destruía a los malhechores.

Tal vez, la culpa es mía. Tal vez me persigues, porque soy más arrogante que tú muchas veces. Porque me gusta restregarte que yo tengo la verdad. Porque muchas veces, no profeso lo que digo. Porque a veces te veo para abajo. Porque hay personas dentro de mi religión, que manchamos su nombre. Porque comúnmente, ni siquiera yo se lo que creo. Me persigues por que soy bastante ignorante. Porque miras palacios lujosos y no puedes creer que sigamos al carpintero ese. Tal vez te defiendo por que hay lugares donde catequizan más con miedo que con amor. Hay lugares donde le dan más valor al pecado que a la misericordia de mi Dios. Hay lugares donde te juzgan. Tal vez me persigues por que no podemos ver todo. Por que un sacerdote que desgasta su vida para alimentar a un enfermo de SIDA en África no es noticia. Es algo que tal vez tú jamás harías, pero no es noticia. Una mamá que destruye sus sueños para salvar a su familia por su fe no es noticia. Es noticia el que viola niños, aunque la estadística que conoces no tiene nada que ver con la realidad. Es noticia el que sale en autos lujosos, aunque haya mil detrás de él que caminen en sandalias.

No quiero que dejes de perseguirme. Mi religión sobrevivió toda clase de persecuciones ya. Te tolero. Te respeto. Y de hecho creo, que seguramente eres mejor persona que yo. Tal vez yo estoy de este lado, por que de otra forma sería oscuridad. Tal vez no necesitas creer en lo mismo que yo, pero lo único que te pediría, es que hoy, te plantearas la siguiente pregunta: ¿Por qué me persigues?, ¿tienes una buena razón?. ¿No te gustaría profesar la tolerancia que pides hacia tu persona?, ¿no te gustaría no juzgar a los demás?, ¿no te gustaría vivir en libertad?. Yo no estoy atado a las ‘reglas sociales’ de este mundo, y quisiera que tú tampoco. No para mi bien, sino para el tuyo. Quiero ser feliz, pero de nada me sirve serlo solo. Quiero amar contigo. ¿eres ateo? no me importa. ¿budista, agnóstico, protestante, mormón, o testigo de Jehová? no me importa. Yo, al igual que tú, me voy a morir. Yo al igual que tú, creo en algo y defino mi vida bajo esa creencia. Yo soy igual que tú, por que yo soy universal. Yo soy católico.

Si tú, y yo, lo entendiéramos, otra cosa sería.

Anuncios